Ayatullah Yaqoubi: El establecimiento de los rituales Hussainies en las circunstancias de la epidemia

| |veces leido : 22
Ayatullah Yaqoubi:  El establecimiento de los rituales Hussainies en las circunstancias de la epidemia
  • Post on Facebook
  • Share on WhatsApp
  • Share on Telegram
  • Twitter
  • Tumblr
  • Share on Pinterest
  • Share on Instagram
  • pdf
  • Imprimir version
  • save

En el nombre del Altísimo


Ayatullah Yaqoubi

El establecimiento de los rituales Hussainies en las circunstancias de la epidemia

No hay duda de que los rituales Hussainies son uno de los más grandes ritos religiosos y en su bendición e influencia son iguales al más grande de los ritos obligatorios, porque hace preservar la religión verdadera y confirmarla en los corazones de los creyentes, y llamar a la humanidad a Dios el Bendito y Todopoderoso.

Por lo tanto, establecerlo y prestarle atención es una de las declaraciones más claras de las palabras de Dios Todopoderoso: (Y quien sea reverente con los ritos establecidos por Dios, en verdad, su comportamiento procederá del temor a Dios de los corazones.) (Al-Hajj: 32).

Sin embargo, la expansión y brote de la epidemia que están viviendo todos los países del mundo e infecta a millones de personas hasta que la Organización Mundial de la Salud la consideró una pandemia fatal, por eso nos obliga según la ley de Sharia y razón por; la necesidad de compensar el daño a uno mismo y a los demás”, adherir a las medidas de salud que protegen contra la prevalencia de la epidemia y la infección por ella.

Entonces los creyentes deben observar los procedimientos de distanciamiento, usar máscaras, esterilizar el lugar y las manos al tocarse, y abstenerse de aglomerar sin distancias a la gente sin pausas cuando permanecen en los rituales Hussainies y otros ritos religiosos y si los dispositivos de inspección están disponibles, es mejor realizar análisis proactivos y documentar la seguridad de las personas con certificados que el participante presente en cualquier lugar público, condicionado a su permiso de entrada.

Y si los creyentes no garantizan el control de los procedimientos, que se limiten a permanezcan en las casas y hogares con la presencia de familiares solamente y escuchar los consejos de predicadores y los conscientes Jutaba, que gracias a Dios Bendito y Altísimo, abundan estas reuniones en las redes sociales.

Y seguir recitando Ziyarat de Ashura a diario, ya que se ha experimentado como una razón eficaz para satisfacer necesidades, alejar calamidades, resolver problemas, obtener recompensa e intercesión de los Imames infalibles (la paz sea con ellos) en el más allá.

No perdemos de vista el resurgimiento específico de la memoria de Abu Abdullah Al-Hussein (la paz sea con él) y el establecimiento de sus rituales como donar sangre, donar plasma sanguíneo a quienes se recuperan del Coronavirus, visitar a los heridos en cuarentena en sus hogares, entregarles botellas de oxígeno a ellos y a los hospitales, brindarles las medicinas necesarias o llevar alegría a los huérfanos, consolar de manera digna a los huérfanos y afligidos, ayudar a los necesitados, de una manera que preserve su dignidad, en el nombre del Imam Hussein (la paz sea con él), y distribuir folletos y murales que citan las luces de las palabras del Imam Hussein (la paz sea con él) para iluminar a la nación en el camino de la guía y la rectitud o publicar dibujos animados que tratan de fenómenos sociales desviados y elogiar imágenes positivas y acciones nobles para lograr el propósito de levantamiento del Imam Hussein (la paz sea con él) y que es el establecimiento de la ley obligatoria de; ordenar el bien y prohibir el mal”.

Los iraquíes han experimentado que cuando se adhirieron a las directivas y procedimientos sanitarios de la Sharia al inicio de la aparición del virus con la llegada del mes de Rajab, las infecciones eran muy limitadas y un lugar de orgullo frente al mundo, hasta que los organismos internacionales especializados preguntaban del secreto de que la epidemia no se extendió en Irak a pesar de estar rodeado de países afectados y la situación duró tres meses hasta que el caos y la violación de leyes tuvieron lugar en Eid Al-Fitr, por lo que la cantidad de heridos saltó a rangos peligrosos e Iraq no puede hacer frente a tales flagelos debido a la gran cantidad de infectados.

 

Le pedimos a Dios todopoderoso que aleje de nosotros el daño y maldad, nos conceda buena salud en todos nuestros asuntos y nos guíe para obedecerle y obtener Sus placeres. Él es el guardián de las bendiciones.

Mohammad Al-Yaqubi

19 de Dhu al-Hijjah 1441

8-9-2020