Cuarenta hadices en el mérito del Corán, sus efectos y los modales de su recitación.

| |veces leido : 12
  • Post on Facebook
  • Share on WhatsApp
  • Share on Telegram
  • Twitter
  • Tumblr
  • Share on Pinterest
  • Share on Instagram
  • pdf
  • Imprimir version
  • save

Cuarenta hadices en el mérito del Corán, sus efectos y los modales de su recitación.

 

 

1-   La necesidad de aprenderlo

 

De Abu Abdullah (la paz sea con él) dijo: (El creyente no morirá hasta que aprenda el Corán o que esté en sus enseñanzas [enseñándolo]) ([1]).

 

Del Mensajero de Dios (que Dios lo bendiga a él y a su familia), dijo: (Dios no castiga el corazón que es lugar del Corán [como un recipiente]) (2).

 

Y de  él (que Dios lo bendiga a él y a su familia) dijo: (lo mejor entre ustedes es quien aprende el Corán y lo enseña) (3).

 

Y de  él (que Dios lo bendiga a él y a su familia) dijo: (Los portadores del Corán en este mundo son las personas más conocidas del Paraíso en el Día de la Resurrección) (4).

 

Y de él (que Dios lo bendiga a él y a su familia) dijo: (El Corán es una riqueza que no hay riqueza sin él ni pobreza después de él) (5).

 

Y de él (que Dios lo bendiga a él y a su familia) dijo: (Si el maestro le enseña al niño (BISMILLAH): En el nombre de Dios, el Más Misericordioso, el Más benevolente.

Y entonces el niño repite: en el nombre de Dios, el Más Misericordioso, el Más benevolente, Allah escribe la salvación para el niño, los padres y el profesor.(6)

 

 

Y de Abu Abdullah (la paz sea con él), dijo: (Al-Hafizh [memorizador] del Corán que actúa según él, estaré con los ángeles, honorables y nobles y píos) ([2]).

 

2- Aprender el Corán es la mayor bendición

Del Profeta (que las oraciones de Dios y la paz sean con él) dijo: "Quien recita el Corán y luego piensa que a alguien se le ha dado algo mejor de lo que se le ha dado a él, ha considerado lo que Dios lo vea pequeño algo grande y ha visto grande algo que Dios lo considera pequeño "([3]).

 

3- El Corán es un intercesor y un oponente veraz.

Del Mensajero de Dios (que las oraciones y la paz de Dios sean con él y su familia) que dijo en un hadiz: "Si surge la tentación contra vosotros como una noche oscura, entonces debéis recitar (refugiarse) el Corán, debido a que es un intercesor para creyente y un enemigo veras para los incrédulos. El que lo pone en su frente, lo lleva al cielo, y quien lo ponga detrás de él lo conduce al infierno, y esta evidencia indica al mejor camino". Es un libro en el que hay los detalles y declaraciones, hasta que él dijo, innumerables son sus maravillas y sus extrañas no se gastan, es de las lámparas de guía y el faro de la sabiduría) ([4]).

4- Descripciones del recitador del Corán

De Abu Abdullah (la paz sea con él), dijo: "es bueno a la persona que recita el Corán cuando llegue a una aleya en la que hay un asunto de reflexión o intimidación, debe pedir en ese momento lo mejor de lo que espera y pedirle a Dios bienestar y salvación del infierno y del castigo"(4).

 

 

Y del Mensajero de Dios (que las oraciones y la paz de Dios sean con él y su familia): "a mí me sorprenda cómo no me envejece cuando leo el Corán" (5), y del sermón del Comandante de los Fieles el Imam Ali (la paz sea con él) al describir a los piadosos (Muttaquin), dijo: " Pasan sus noches estudiando cuidadosamente el Corán, porque lamentan sus propias debilidades y defectos e intentan encontrar la manera de que este Libro Sagrado mejore sus mentes. Cuando, estudiando el Corán, se encuentran con un pasaje que describe el Paraíso, se sienten muy atraídos hacia allí y desarrollan un deseo tan grande de alcanzarlo, que lo visualizan en sus mentes, con todas sus bendiciones, mientras que, un pasaje acerca del Infierno, los atemoriza y les hace sentir como si estuvieran viendo el furioso fuego y las quejas y lamentos de aquellos que están sufriendo las torturas del mismo. Pasan sus noches rezando al Señor, pidiendo e implorándole que Les libre del Infierno ([5]).

 

5- La obligación de honrar los portadores del Corán y la prohibición de ignorar y subestimarlos.

Del Mensajero de Dios (que Dios lo bendiga a él y a su familia), dijo: (La gente del Corán está en el más alto grado de seres humanos, excepto los profetas y mensajeros, así que no subestimes a la gente del Corán sus derechos, ya que tienen ante Dios Todopoderoso un lugar muy elevado) ([6]).

 

6- La recompensa para aquellos que tienen dificultades para aprender y memorizar el Corán

Del Imam Al-Sadiq (la paz sea con él), dijo: "El que le cuesta difícil aprender el Corán tiene dos recompensas y el que aprende fácilmente estará entre los primeros"([7]).

También de él (la paz sea con él) dijo: (El que aprenda el Corán y lo memoriza con dificultad de él, y le falta de buena memoria tendrá doble recompensa) ([8]).

 

7- Es necesario recitar el Basmalah antes de la sura

Del Imam Al-Sadiq (la paz sea con él): (Si alguien lidera la oración como el Imam, Satanas se acerca al diablo que es el compañero del Imam, y le dice: ¿acaso recordó a Dios y le mencionó, quiero decir, recitó Basmalah? Si responde sí, se aleja, pero si dice no, se monta en el cuello del imam y cuelga sus piernas en su pecho, permanece el Sheitan el líder de la gente hasta que terminan sus oraciones) ([9]).

 

8- Es mustahabb leer el Corán cuando se visitan tumbas

En el libro de (Man la Yahzuruhul Faghih) del Imam al-Rida (la paz sea con él) que dice: (si un creyente visita la tumba de un creyente y luego le lea la sura de Qadr siete veces, Dios lo perdona a él y al dueño de la tumba) ([10]).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En otra narración: (Seguridad del susto mayor del día de juicio), lo que significa varias narraciones.

Y en otro hadiz, es mustahabb agregar Surat al-Fatihah, las dos últimas del Corán, el Tawheed y el Ayatal- kursi.  Cada uno, tres veces, y se menciona en su recompensa: (Dios le envía un Ángel que adora a Dios cerca de su tumba y le escribe a él y al muerto, la recompensa de todo lo que hace ese Ángel. Y cuando Dios lo resucita desde su tumba, no cruza a un temor, excepto que Dios lo distraería de él con ese ángel que lo protege, hasta que Dios lo lleva al Paraíso ([11])).

 

9- es mejor aprender el Corán en la juventud y sus efectos

Del Imam Al-Sadiq (la paz sea con él) dijo: "cuando un joven creyente recita el Corán mezcla el Corán con su carne y sangre, y Dios lo acompaña con honorables ángeles, y el Corán es su protector el Día de la Resurrección. Y Corán dice: o Dios! cada persona recibió el valor de su acto menos, el que actuó según mis reglas, otórgale lo mejor de tu generosidad. Dice el Imam: entonces Dios lo cubre con dos vestimentas del paraíso y pondrá sobre su cabeza la corona de la dignidad, entonces se le dirá: ¿Te complacemos en eso? Entonces el Corán dice: Oh Señor, me hubiera gustado que lo hiciera mejor que esto, dice Dios: así se le dará seguridad en su derecha e inmortalidad en su izquierda entonces Entra en el paraíso y le dice: Lee cada verso (aleya) y sube un escalón (nivel), luego se le dice: ¿Lo hemos alcanzado y satisfecho? Y él dice: Sí) ([12]).

 

 

 

10- La necesidad de enseñar a los niños el Corán

Del Mensajero de Dios (que las oraciones y la paz de Dios sean con él y su familia) en un hadiz dijo: (…Sus padres, es decir, el portador del Corán, estarán cubiertos con dos vestimentas si son creyentes, y se les dice esto se por lo que le enseñaron el Corán) ([13])([306]) Y en un hadiz del Comandante de la Fe Imam Ali (la paz sea con él) que dijo: (Dios está preocupado por el castigo de la gente de la tierra en su conjunto, de modo que nadie se salva de esto, si siguen con los pecados y lesionan a los malvados. Pero si mira a los ancianos, caminando hacia las oraciones y los niños aprenden el Corán, se apiada de ellos y lo retrasa el castigo por ellos) ([14]).

 

 

 

 

11- Diferentes recitadores del Corán y la característica del verdadero recitador

Del Abu Jaafar (la paz sea con él), dijo: (Los recitadores del Corán son tres: un hombre que recita el Corán y lo toma como una mercancía y se da vuelta con los reyes y se muestra la arrogancia frente a la gente. Y una persona que recita el Corán memorizando sus letras pero desperdicia sus límites ([15]), espero que Dios no aumenta de este tipo de gente.

Y hay un hombre que recita el Corán y lo considera como la medicina para la enfermedad de su corazón, por lo que queda despierto durante la noche y llena su día con él en sus mezquitas, y aparta de su cama, por aquellos es que Dios nos aleja la aflicción y  con esos Allah guía de los enemigos, y por aquellos es que cae la lluvia del cielo, y juro por Dios que ellos que recitan el Corán son más queridos y valiosos que el sulfuro rojo [Kibritul Ahmar] ([16]).

Y del Mensajero de Dios (que Dios lo bendiga a él y a su familia), dijo: (Oh, el portador del Corán sea humillado por él, Dios te eleva y no sea arrogante con él si no Dios te humillará, oh, el portador del Corán adórnate con él por Dios, y entonces Dios te adorna con él y no te adornas con el Corán por la gente, por lo que Dios lo humillará) (2).

 

12- Comprender el Corán una etapa cercana a la profecía

Del Mensajero de Dios (que las oraciones y la paz de Dios sean con él y su familia) en un hadiz dijo: "Quien termina el Corán, la profecía se inserta entre sus lados, pero no se le revela"(3).

 

13- La forma más completa de leer y recitar el Corán es comenzar de principio a fin, y no leer un sura separado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Al-Zuhri dijo: (Le dije a Ali bin Al-Hussein (la paz sea con el): ¿Cuál de los actos es mejor? Él dijo: (Al hal-lul Murtahil) le Dije, y cuál es (Al hal-lul Murtahil), dijo (la paz sea con él): empezar de primero y terminar el Corán, cada vez que termina, vuelva a empezar del primero al final de Corán) (4)) Se le preguntó en libro Nihaya(al final): ¿Cuál de los actos es mejor? Él dijo: (Al hal-lul Murtahil) le Dije, y cuál es (Al hal-lul Murtahil), dijo (la paz sea con él): empezar de primero y terminar el Corán, cada vez que termina, vuelva a empezar del primero al final de Corán) asemejando con un viajero y migrado, que llaga a casa y otra vez empieza a viajar, y asi recitaba la gente de Meca, es decir empezaba de recitar el coran hasta el fin y luego volvían a empezar sur Al-Fatiha y cinco versículos desde el comienzo de Surat Al-Baqarah hasta dende dice: [Ellos son los exitosos, humul muflihun] y se paran y llaman al hacedor(recitador) de esto, como (Al hal-lul Murtahil)  sabiendo que el concluyó el Corán y comenzó de su comienzo, y no los separó con el tiempo.

En este sentido, hay un hadiz del imán al-Sadiq (la paz sea con él): "Se le preguntaron, oh hijo del Mensajero de Dios, ¿cuál de las personas son mejores? Él dijo (la paz sea con él): (Al hal-lul Murtahil) caso del viajero que regresa, él dijo: Oh hijo del Mensajero de Dios (la paz y las bendiciones de Dios sean con él y su familia): ¿Cuál es el estado del viajero (Al hal-lul Murtahil)?: Al-Fatih al-Khatim, quien empieza a leer y termina el Corán, y él ante Dios tiene un pedido respondido ([17]).

 

14- recomendaciones de leer frecuentemente el Corán

En el testamento del Profeta (que Dios lo bendiga a él y a su familia), a Ali (la paz sea con él) dijo: (Y debes recitar el Corán en cualquier momento) ([18]).

 

15- recompensas por recitar el Corán

Del Imam Al-Sadiq (la paz sea con él) en un hadiz que decía: (Deberíais recitar el Corán, puesto que los grados del Paraíso se basan en la cantidad de versos del Corán, y el Día de la Resurrección se dice al recitador del Corán: Lee y sube (eleva) y cada vez que lea un verso, promoverá un nivel. ([19])

De  Abu Ja`far (la paz sea con él) dijo: El Mensajero de Dios (que Dios lo bendiga a él y a su familia) dijo: (El que recita diez versos en la noche no está escrito de los desatentos, y el que recita cincuenta versos se le consideran entre de los que recuerdan, y el que recita cien versos está escrito dentro de los obedientes (devotos), y el que recita doscientos se considera dentro de los humildes, y quien recita trescientos versos se concluye de los ganadores, y quien lee quinientos versos se le escriben dentro de los mujtahidines, y quien recita mil versos le entregaran un  un Quintar y un Quintar es quince mil (cincuenta mil) Mizghal de oro, el peso es de veinticuatro quilates, el más pequeño de los cuales es como el Monte Uhud y el más grande de ellos. Entre el cielo y la tierra) ([20]).

 

 

16 - La necesidad de preservar lo que se aprende del Corán y no dejarlo de modo que lo olvida

De Ya`qub al-Ahmar, él dijo: (Le dije a Abu Abdullah (la paz sea con él) que tengo mucha deuda, y me llegó, cuando casi se me escapó lo que sabía del Corán,  Abu Abdullah (la paz sea con él) dijo: El Corán, el Corán: el verso del Corán y la Surah vendrá el Día de la Resurrección hasta que suba mil grados, es decir, en el Paraíso, así que dice: si me memorizarías, te alcanzarías aquí) ([21]).

Digo yo: lo mencionamos anteriormente que se refiere a memorización espiritual significa tener en cuenta sus límites y significados y cumplir con sus órdenes e prohibiciones.

 

17 - Es mustahabb recitar el Corán con  la ablución

Del Muhammad ibn al-Fadayl, de Abu al-Hasan (la paz sea con él), dijo: (Le pregunté cuando estoy leyendo el Corán y luego me siento la necesidad de hacer la orina, así que me voy y me limpio y me lavo las manos y vuelvo a recitar Corán, ¿eso está correcto?. Dijo: No hasta que realice la ablución). ([22])

Y de los Imames (la paz sea con ellos) diciendo: (Para el recitador del Corán, en cada letra que recita en oración parado cien recompensa (Hasana) y sentado cincuenta Hasana y purificado fuera de  oraciones, veinticinco y sin ablución diez Hasana, pero yo digo:, en la recitación de Alif-lam- mim- ra, en decir la Alif diez Hasana  y en la lam diez y en la mim diez y en la Ra también diez Hasana). ([23])

 

18- Es mustahabb buscar refugio (istiada) en la recitación

Del  Al-Halabi, de Abu Abdullah (la paz sea con él), dijo: (Le pregunté acerca de buscar refugio de Satanás en cada sura que empiezo de recitar, y él dijo: Sí, así que busca refugio con Dios del Satanás maldito) ([24]).

Y del Comandante de los Fieles Imam Ali (la paz sea con él): (buscar refugio con Dios es lo que él ha ordenado a sus siervos cuando leen el Corán diciendo: " Y cuando recitéis el Corán buscad la protección de Dios de Satanás el expulsado. (98) " Y quien disciplina con la ética divina, Dios lo conduce a un bienestar permanente".([25])

 

19- El Corán es el pacto de Dios, entonces, ¿cuánto debería leer un musulmán de él diariamente?

De Abu Abdullah (la paz sea con él) dijo: (El Corán es el pacto de Dios para su creación, por eso un musulmán debe cumplir su pacto y leer de él todos los días 50 versos) ([26]).

Digo: Con un cálculo simple, concluyendo que lo menos que un creyente debe hacer es completar el Corán en el año tres veces, porque el número de versos del Corán es más de seis mil, y lo completará a este ritmo en (120) días, es decir, cuatro meses, esto es independientemente del esfuerzo en el mes de Ramadán.

 

20- Los versos del Corán son tesoros, así que aprovéchalos

De Ali bin Al-Hussein (la paz sea con él) dijo: (Los versos del Corán son tesoros, así que cada vez que abres un tesoro, debes considerar lo que contiene). ([27])

21- Es mustahabb leer el Corán en casa

de Abu Abdullah (la paz sea con él), dijo: El Comandante de los Fieles Ali dijo: (La casa en la que se lee el Corán y recuerda a Dios Todopoderoso, abunda su bendición, los ángeles se presentan en ella, y los demonios se la desplazan, y se ilumina para la gente del cielo tal como las estrellas iluminan para la gente de la tierra, y la casa en la que no se lee el Corán y no se recuerda a Dios Exaltado, tiene su bendición disminuida, los ángeles la abandonan y los demonios la están presentes([28]).

22- trabajar y buscar medios de vida no le impide seguir leyendo el Corán de Abu Abdullah (la paz sea con él), dijo: (¿qué es lo que impide que un comerciante que está ocupado en su mercado si regresa a su casa no duerma hasta que lee una sura del Corán? y se le escribe el lugar de cada verso que recita diez buenas obras (Hasana) y diez malas obras se borraran de él) ([29]).

 

23 - Es mustahabb leer en el Corán, incluso si sabe de memoria lo que lee

De Abu Abdullah (la paz sea con él), dijo: "Quien recita el Corán mirando el texto, disfruta de su vista y se perdona a sus padres incluso si no son creyentes".([30])

Y del Profeta (que Dios lo bendiga a él y a su familia), dijo: "Nada es más pesado para Satanás que leer en el Corán a la vista"([31])

 

 

En otro hadiz: (Mirando el Corán sin leer un acto de adoración) ([32]).

Yo digo: este es el trabajo más bajo de alguien que no lee bien, de lo contrario debe escucharlo bien.

Y de Ishaq bin Ammar, de Abi Abdullah (la paz sea con él), dijo: (Le pregunté: Oh mi señor, yo memoricé el Corán, así que ¿es mejor recitar de memoria o mirar el Mushaf? El me dijo: yo lo leo mirando el texto de coran porque es mucho mejor, y ¿no sabías que ver el texto del Corán se considera la adoración? ([33]).

24- Es mustahabb tener una copia del Corán en casa

Del Imam Al-Sadiq (la paz sea con él), dijo: (Es de mi agrado que haya un Corán en la casa que Dios Todopoderoso aparte a los demonios de la casa con este libro) ([34]).

 

 

 

 

 

25- Es mustahabb recitarlo y desaconsejable de leer rápido

de Abdullah bin Sulaiman, dijo: Le pregunté a Abu Abdullah (la paz sea con él) sobre el dicho de Dios Todopoderoso: [y recita el Corán de manera fluida y clara. (4)] Él dijo: (El Comandante de los Fieles Ali (la paz sea con él) dijo: Muéstralo claramente, y no se distraerá con esto como una poesía ni lo esparcirá en la forma de texto suave como arena, pero golpea Sus corazones crueles con estas aleyas, y ninguno de ustedes se preocupa allegar al final de la sura) ([35]).

 

 

En la interpretación del dicho de Todopoderoso: [Aquellos a quienes Nosotros dimos la Escritura [Sagrada] y la leen como debe ser leída,] Fue narrado por Imam Al-Sadiq (la paz sea con él) que dijo: (El derecho de su recitación es pararse al mencionar el Cielo y el Infierno, pide el primero [paraiso] y busca refugio de otro [Infierno]) ([36]).

 

En otro hadiz del Imam al-Sadiq (la paz sea con él): (El Corán no recita muy rápido, sino que recita muy despacio, y si pasa un verso en el que se menciona un recuerdo del Cielo, lo pide a Dios y si pasas un versículo en el que menciona el fuego, entonces párate y busca refugio en Dios del fuego([37]).

 

26- Es mustahabb recitaro con tristeza, como si se habla con las personas y la prohibición de lo que está haciendo el sufismo de Trance y gritos.

Del imam Al-Sadiq (la paz sea con él) dijo: (El Corán fue revelado con tristeza, así que léalo con tristeza) ([38]).

Del Hafs, dijo: "Nunca he visto a nadie más temeroso de sí mismo que Musa bin Jaafar (la paz sea con él) y también más esperanzador. Y su recitación fue triste y parecía de que habla con la persona. ([39])

Y del Jaber, de Abu Jaafar (la paz sea con él), dijo: (Dije que algunas personas cuando recitan el Corán o le hablan, algunos de ellos gritando se queda estupefacto hasta que si alguien se le corta las manos o los pies no siente eso, entonces dice: Gloria a Dios esto es de Satanás. El Corán no es así si no que es suave, ternura,  con lágrimas y errante) ([40]).

 

27- Es mustahabb elevar la voz en la recitación del Corán

Del Muawiyah bin Ammar, dijo: (Le dije a Abu Abdullah (la paz sea con él): hay unos que no ve que hizo nada en súplica y la recitación hasta que alza la voz. Él dijo: No hay nada malo. Ali bin Al Hussein (la paz sea con él) era la mejor voz en el Corán y estaba levantando Su voz hasta que la gente de la casa lo escuchaba, y Abu Jaafar (la paz sea con él) era la mejor voz en el Corán, y si se levantaba de la noche y recitaba el Corán con su voz alta, y pasaba por el camino la gente, paraban y escuchaban su recitación) ([41]).

28 - la prohibición de cantar el Corán

de Abu Abdullah (la paz sea con él), dijo: (El Mensajero de Dios (que las oraciones y la paz de Dios sean con él y su familia) dijo: Leed el Corán con las melodías de los árabes, sus ritmos, y apartad de las melodías de la gente de inmoralidad y grandes pecados, porque vendrá de mí después las personas que recitan el Corán como una melodía del canto, el luto y el monacato. Tienen corazones cerrados ellos y quienes les siguen y les gusta su acto) ([42]).

 

29 - Es obligatorio escuchar la recitación del Corán éticamente y es mustahab fuera de la oración.

De Abdullah bin Abi Ya`foor, de Abu Abdullah (la paz sea con él), dijo: (Le dije cuando un hombre recita el Corán, ¿es obligatorio que quienes lo escuchen poner la atención y tener el silencio? Él dijo: Sí, si él recita el Corán, debe escuchar y concentrarte) ([43]).

En el hadiz de Zuraara de Abu Jaafar (la paz sea con él) dijo: (Si recita el Corán en la oración obligatoria detrás del imám, escuchadlo y callad. Quizá así obtengáis la misericordia divina. (204)) ([44]).

 

30 - Es mustahabb completar el Corán todos los meses

De Muhammad bin Abdullah, dijo: Le dije a Abu Abdullah (la paz sea con él): ¿puedo Leer el Corán en una noche? Él dijo: (No me gusta leerlo en menos de un mes) ([45]).

 

31- Es mustahabb dar la recompensa de recitación a los Imames infalibles (la paz sea con ellos) para duplicar la recompensa.

De Ali bin Al-Mugheerah de Abu Al-Hassan (la paz sea con él): (Dije: en el día de Eid al-Fitr, hice una conclusión([46]) [de recitar todo el coran durante el mes de Ramadan] para el Mensajero de Dios (que las oraciones de Dios y la paz sean con él y su familia) y para el Imam Ali (la paz sea con él) y otra para Fátima (la paz sea con élla), otro para cada uno de los imames hasta terminar contigo, entonces, ¿qué tiene eso que ver conmigo? Él dijo: Con esto, tienes que estar con ellos en el Día de la Resurrección, dije: Dios mío eso es genial, ¿así que lo tengo en seguro? Él dijo: Sí tres veces. ([47])

 

 

32- Es mustahabb llorar o lamentarse al escuchar el Corán

De Imam Al-Sadiq (la paz sea con él) dijo: (El Mensajero de Dios entra a un joven entre la gente de Medina, y dijo: Quiero recitarles y el que llora tiene el paraíso, así que recitó lo último del Surat Al-Zumar [Y quienes negaban la Verdad serán conducidos al Infierno en grupos…] hasta el final de la sura, así que todas las personas lloraron, menos un joven que dijo: Oh mensajero de Dios he mostrado el estado de llorar pero las lágrimas de mis ojos no han caído, así que dijo: Soy un ayudante para ustedes, si alguien llora, tendrá el paraíso, así que regresó a ellos, y la gente lloró y el joven lloró, y todos entraron en el paraíso) ([48]).

Fue narrado por Ali (la paz sea con él) que le dijeron: "¿Tienes algo de revelación?" Él dijo: No, y juro por el que divide el grano y exonera el aura, excepto que Dios le dé un entendimiento a un siervo en su libro) ([49]).

Y de Ibrahim bin Al Abbas, dijo: (Nunca vi al imam Rida (la paz sea con él) que se le preguntan y el no sepa la respuesta, y no he visto más sabio que él, de lo que fue en el primer tiempo hasta su tiempo y era. Al-Ma’mun lo probó preguntando sobre todo y él respondería, y todas sus palabras y sus respuestas estuvieron representadas por disputas del Corán) ([50]).

En el Nahyul- Balaghah: (Ese Corán, luego pídalo que les hable y no les hablará nunca, pero les contaré al respecto: ciertamente que contiene conocimiento de lo que viene y habla sobre el pasado y la medicación para usted y un organizador entre ustedes) ([51]).

 

 

34- El Corán es una cura para todas las enfermedades.

de Abu Abdullah (la paz sea con él), dijo: "Si recitas la sura Fatiha a un muerto setenta veces y luego el alma regresa, no habría sido una sorpresa"([52]).

 

35- El Corán purifica los corazones

Del Mensajero de Dios (que Dios lo bendiga a él y a su familia), dijo: (Estos corazones se oxidarán como óxido de hierro, y si quieres que sean claros, recita el Corán) ([53]).

 

36 - mucha recita durante el mes de Ramadán

De Abu Jaafar (la paz sea con él), dijo: (todo tiene primavera y primavera del Corán, es el mes de Ramadán). ([54])

De Ali bin Hamza, dijo: (Entré a Ali Abi Abdullah (la paz sea con él) y Abu Basir le dijo: ¿Oh mi vida sea sacrificada por ti! Yo puedo recitar el Corán durante el mes de Ramadán en cada noche una vez? Él dijo: No, ¿pero en dos noches? Dijo: no. Y dijo: ¿en tres noches? Señaló con la mano afirmando, si, y luego dijo: Oh Abu Muhammad, Ramadán tiene un derecho y una santidad que no es parecido a nada de los meses) ([55]).

En el sermón del Profeta (que Dios lo bendiga a él y a su familia) al final del último viernes de Sha`ban, dijo: (Y quien lo recita, es decir, el mes de Ramadán, un verso del Corán recibirá una recompensa por la finalización del Corán en otros meses) ([56]).

 

 

37 - La recitación del Corán tal como merece recitarlo

En la interpretación del dicho Todopoderoso: [Aquellos a quienes Nosotros dimos la Escritura [Sagrada] y la leen como debe ser leída]. (Al-Baqarah: 121) El Imam Al-Sadiq (la paz sea con él) dijo: (Recitan sus aleyas y lo estudian bien, actúan según sus órdenes, esperan su promesa, y temen por sus castigos, sacan una lección de sus cuentos, cumplen con sus órdenes y alejan de sus prohibiciones. Asi que no es solo memorizar sus aleyas, saber pronuncias bien sus letras y recitar sus aleyas, y…

Ellos memorizaron sus letras pero rompieron sus límites y reglas, aun que el coran es para reflexionar sus aleyas y actuar según sus leyes y mandamientos por eso dice Allah swa: esta es una Escritura bendita que Nosotros hacemos descender a ti para que mediten sobres sus signos y para que las gentes de entendimiento reflexionen. (29) ([57])

 

 

 

 

 

 

 

38- los eruditos nunca se cansan (llenan) del Corán

Del Mensajero de Dios (que Dios lo bendiga a él y a su familia), dijo desde un hadiz al describir el Corán: "Es la cuerda fuerte de Dios, y es el recuerdo sabio, y es el camino recto, y es lo que los desean no se pierdan por él y los sabios nunca se llenan de él y las lenguas no se equivocan con él y nunca se rechaza con él y sus sorpresas nunca se agotan, quien habla con él dice la verdad y quien juzga con él es justo y quien actúa según él recibe la recompensa y quien lo solicita es guiado hacia el camino recto). ([58])

39- El Corán en el Nahyul- Balaghah([59])

Leed el Sagrado Corán cuidadosamente porque es el más sublime de todos

los libros sagrados, intentad comprenderlo y estudiarlo diligentemente

porque es el mejor alimento para la mente. Iluminad vuestros pensamientos

con sus enseñanzas porque su Luz Divina es la mejor cura para una mente

enferma y leedlo con buena intención y sinceridad: contiene episodios

muy útiles e instructivos de la historia del hombre.

Recordad que si incluso un hombre muy educado actúa contra su

conocimiento y convicciones, se comporta como una persona ignorante, sin

educación y con una mente confundida, como uno que no desea salir de la

comatosa condición de la ignorancia. En el Día del Ajuste de Cuentas, una

persona así no será capaz de justificar su actitud, habrá de arrepentirse

penosamente de su locura y deberá hacer frente a una severa reprimenda.

 

 

 

 

 

40- Plegaria al concluir la lectura del Corán

¡Oh, Dios! Tú me ayudaste a concluir Tu libro, el cual has revelado como una luz, al cual has establecido como un custodio sobre todos los demás libros que has revelado, prefiriéndolo sobre todas las otras palabras que has relatado. Siendo criterio por el cual separas lo lícito de lo ilícito, un Corán por el cual expresas Tus leyes, un libro que has dictado detalladamente para Tus siervos, una revelación que has hecho descender paulatinamente a Tu Profeta Muhammad, que Tu bendición sea sobre él y su familia, como inspiración. Tú lo has establecido como luz que al seguirla nos aparta de la tiniebla del extravío y la ignorancia; curación para quien lo escucha atentamente y lo confirma; una balanza de equidad cuyo fiel no se separa de la verdad; luz guiadora cuyo argumento no se apaga ante los observadores; una bandera salvadora que no desvía a quien se dirige hacia ella ni permite que aquellos que se han aferrado al asidero de su protección sean alcanzados por las desgracias. ¡Oh, Dios! He aquí que nos has ayudado en lo que a su recitación respecta y has desatado el nudo de nuestra lengua a través de la belleza de su expresión. Entonces, haznos de aquellos que lo preservan como debe ser, adorándote y decidiendo someterse a sus explícitas aleyas, y ven en sí mismos el deber de reconocer sus aleyas metafóricas y explícitas. ¡Oh, Dios! Tú le has revelado el Corán a Tu Profeta Muhammad (PBd) resumido. Luego, le has inspirado el conocimiento de sus maravillas en forma completa, y nos has dado como herencia su exégesis detalladamente explicada y nos has preferido por encima de quienes ignoran su conocimiento. Tú nos has fortalecido con él elevándonos por encima de quienes no pueden soportar su carga y son incapaces de observarlo tal como se debe. ¡Oh, Dios! Así como has hecho a nuestros corazones portadores del Corán, y nos has dado a conocer a través de Tu misericordia su nobleza y virtudes, bendice pues a Muhammad el orador a través suyo, y a su familia quienes son sus tesoreros. Establécenos entre aquellos que reconocen que él proviene de Ti, para que no nos surja ninguna duda respecto de su confirmación, ni el desvío nos aparte de su camino recto. ¡Oh, Dios! Bendice a Muhammad y a su familia, y haznos de aquellos que se aferran a su cuerda, que se refugian de los asuntos confusos en su sólida fortaleza, que reposan bajo la sombra de su ala, que son encaminados con la hermosura de su luz, que siguen el resplandor de su claridad, que iluminan con su candil y no piden la buena guía de otro más que él. ¡Oh, Dios! Así como has establecido a través de él a Muhammad como una bandera para encaminarse hacia Ti, y has manifestado los caminos de Tu complacencia a través de su familia, bendice pues, a Muhammad y a su familia, y establece al Corán como nuestro instrumento para alcanzar el más noble de los grados de la nobleza, y escalera para ascender al sitio de la salvación, como motivo con el cual se nos recompense el Día del Juicio Final, como intermediario para ingresar a las mercedes de la morada de resistencia permanente: (el paraíso). ¡Oh, Dios! Bendice a Muhammad y a su familia, y descarga a través del Corán el peso de las cargas y bríndanos las cualidades de los bienhechores. Haznos seguir las huellas de quienes por él se levantaron en las horas de la noche y en el día, para que a través de su pureza nos purifiques de todo lo impuro. Haznos seguir los pasos de quienes han pedido el brillo de su luz y los deseos no les hicieron desatender la acción (obrando de acuerdo a ellos), de tal modo que sus engaños los hubieran hecho caer en la aniquilación. ¡Oh, Dios! Bendice a Muhammad y a su familia, establece al Corán como íntimo para nosotros en las tinieblas de la noche, un guardián contra las corrupciones de Satanás y contra los perjuicios de los susurros, como un obstáculo para nuestros pies impidiéndonos marchar hacia la desobediencia, un medio que enmudezca nuestra lengua para no sumergirse en la falsedad sin padecer de enfermedad, una barrera que impida a nuestros miembros cometer los pecados. Destapa ante nosotros lo cubierto por la mano de la negligencia, extendiéndonoslo como recurso del cual tomemos consejo, pudiendo investigar, contemplar y reflexionar todos sus lados. Conviértelo en revelador de aquello que la negligencia nos ha impedido tomar en cuenta, de modo que llegue a nuestros corazones el entendimiento de sus maravillas y sus ejemplos, los cuales las firmes montañas, por más fuertes que sean, son incapaces de cargar. ¡Oh, Dios! Bendice a Muhammad y a su familia, y continúa corrigiendo a través del Corán nuestros asuntos, impide a través suyo los perjuicios de los susurros satánicos. Para obtener la salud de nuestras conciencia purifica con él la suciedad de nuestros corazones y el afecto a nuestras cargas (pecados). Reúne por su intermedio nuestros asuntos dispersos; apaga con él, en el momento de Tu encuentro, la sed de nuestra insolación y cúbrenos con el manto de la seguridad el Día del Gran Pavor, en el momento de nuestra resurrección. ¡Oh, Dios! Bendice a Muhammad y a su familia, y compensa y restaura con el Corán nuestro estado de carencia sin que tengamos más pobreza. Orienta hacia nosotros a través suyo la amplitud de la vida, otorgándonos una vida agradable y el bienestar y bendición de la abundancia de provisiones. Aléjanos a través suyo de las morales sospechosas y del carácter inadmisible. Presérvanos con él del abismo de la incredulidad y de las causas de la hipocresía, de modo que sea guía para nosotros hacia Tu complacencia y proximidad el Día de la Resurrección, que nos impida en este mundo lo que trae Tu cólera y la violación de Tus leyes, y sea ante Ti testigo de la autorización de lo lícito y prohibición de lo prohibido. ¡Oh, Dios! Bendice a Muhammad y a su familia, y facilita con el Corán, en el momento de la muerte, la angustia de la extracción del alma, el esfuerzo de los gritos y la afluencia de estertores, «cuando el alma llega a la garganta y se pregunta: ¿Quién puede curar esto?»1 . Entonces el ángel de la muerte se manifiesta para tomarla desde los velos ocultos, y la arroja desde los arcos de la muerte con las flechas del susto de la separación, y prepara para ella, de una muerte fulminante, una copa de gusto venenoso. Y nos acerca la partida hacia el otro mundo. Las acciones son colocadas como un collar sobre nuestros cuellos y los sepulcros se transforman en nuestras moradas permanentes hasta el Día del Encuentro. ¡Oh, Dios! Bendice a Muhammad y a su familia, y haz bendito para nosotros el ingreso en la casa de la descomposición y la duración de nuestra residencia entre las capas de la tierra. Haz que nuestra tumba sea después de la muerte la mejor de nuestras casas. Ensancha, con Tu misericordia, la 1 Corán; La Resurrección : 26-27 estrechez de nuestros sepulcros. No nos avergüences ante los presentes el Día del Juicio con nuestros pecados aniquiladores. Compadécete, a través del Corán, de nuestra humillación en la exposición ante Ti. Afirma con él nuestros pies contra el deslizamiento en el momento en que el puente sobre el infierno tiemble cuando lo estemos cruzando. Ilumina con él antes del Día del Juicio la tiniebla de nuestras tumbas. Rescátanos con él de todas las calamidades el Día del Juicio Final y del intenso terror de aquel Día. Emblanquece nuestros rostros el Día en que se ennegrezcan los rostros de los opresores, el Día del lamento y del arrepentimiento. Establece para nosotros el amor en los corazones de los creyentes y no nos hagas difícil la vida. ¡Oh, Dios! Bendice a Muhammad, Tu siervo y Tu Mensajero, tal como él ha transmitido Tu Mensaje, ha manifestado Tu orden y ha aconsejado bien a Tus siervos. ¡Oh, Dios! Haz que nuestro Profeta, que Tu bendición sea sobre él y su familia, sea el más cercano a Ti entre todos los profetas en cuanto a posición y jerarquía, el mejor en la intercesión, el de más alto grado, prestigio y valor ante Ti. ¡Oh, Dios! Bendice a Muhammad y a su familia, ennoblece y enaltece su fundamento (su religión); haz grande y vencedor su argumento; haz pesada su balanza (plato de la balanza), acepta su intercesión y acerca su instrumento (respondiendo a su súplica). Emblanquece su rostro, completa su luz y eleva su grado. Haznos vivir con su tradición (o conducta ejemplar) y haznos morir bajo su religión y haz que tomemos su método y encamínanos por su camino. Haznos de la gente que lo obedece; haznos resucitar en su fila; haznos ingresar a su fuente y danos de beber de su copa. Bendice a Muhammad y a su familia con una bendición que los haga llegar a lo mejor que se espera de Tu bien, Tu favor y Tu generosidad. Porque Tú eres poseedor de la más amplia misericordia y de la mayor beneficencia. ¡Oh, Dios! Recompénsalo por lo que difundió de Tu mensaje y Tus aleyas y por lo que aconsejó a Tus siervos y combatió en Tu camino, con la mejor recompensa que le hayas dado a uno de Tus ángeles cercanos y a Tus enviados próximos selectos. Que la paz, la misericordia de Dios y Su bendición sean sobre él y su familia noble y purificada. ([60])



([1]) و(2) و(3) و(4) و(5) و(6) Wasaelu/Shia: libro de Salat parte 1 hadises 4,5,6,15,11,16

([2])Wasaelu/Shia: parte 5, hadis 1

([3])Wasaelu/Shia: parte 2, hadis3

([4]) el mismo fuente hadises 3,2,6

([5])Wasaelu/Shia: parte 2, hadis6

([6])Wasaelu/Shia: parte 4, hadis1

([7])Wasaelu/Shia: parte 5, hadis3

([8])Wasaelu/Shia: parte 2, hadis2

([9])Biharul/Anwar 82/20

([10])Wasaelu/Shia:libro de Taharah, oración de fallecidos. parte 57, hadis5

([11])Yamio Ahadis Ashia: libro de Salat, visita de las tumbas,2

([12])Al-Kafi 2/604

([13])Nahyussadah 7/223.

([14])Wasaelu/Shia: libro de oraciones, los capítulos sobre las leyes de las mezquitas, capítulo 3, hadiz 3.

([15])Son aquellos que analizan las reglas de entonación que establecen y omiten los significados de lo que leen.

([16]). Wasaelu/Shia: libro de oraciones, los capítulos sobre las leyes de las mezquitas, capítulo 8, hadiz 3,1

(3) Lo mismo bab 11, hadiz18

(4) Lo mismo bab 11, hadiz2

([17])Lo mismo, bab 11, hadiz8

([18])Lo mismo, bab 11, hadiz1

([19])Lo mismo, bab 11, hadiz10

([20])Lo mismo, bab 17, hadiz2

([21])Lo mismo, bab 12, hadiz3

([22])Lo mismo, bab 13, hadiz1

([23])Lo mismo, bab 13, hadiz3

([24])Lo mismo, bab 14, hadiz2

([25])Lo mismo, bab 14, hadiz1

([26])Lo mismo, bab 15, hadiz1

([27])Lo mismo, bab 15, hadiz2

([28])Lo mismo, bab 16, hadiz2

([29])Lo mismo, bab 11, hadiz6

([30])Lo mismo, bab 19, hadiz1

([31])Lo mismo, bab 19, hadiz2

([32])Lo mismo, bab 19, hadiz6

([33])Lo mismo, bab 19, hadiz4

([34])Lo mismo, bab 20, hadiz1

([35])Lo mismo, bab 21, hadiz1

([36])Lo mismo, bab 27, hadiz7

([37])Lo mismo, bab 27, hadiz3

([38])Lo mismo, bab 22, hadiz1

([39])Lo mismo, bab 22, hadiz3

([40])Lo mismo, bab 25, hadiz1

([41])Lo mismo, bab 23, hadiz2

([42])Lo mismo, bab 24, hadiz1

([43])Lo mismo, bab 26, hadiz4

([44])Lo mismo, bab 26, hadiz5

([45])Lo mismo, bab 27, hadiz1

([46]) de lo que se lee en el mes de Ramadan

([47])Lo mismo, bab 28, hadiz1

([48])Lo mismo, bab 29, hadiz1.

([49]) tafsir Alsafi 1-39

([50])Lo mismo, bab 27, hadiz6

([51]) sermón 158

([52]) Al-kafi 2-624

([53])Irshadul- qulub. P78

([54])Sawabul/ Amal : 1/129

([55])Lo mismo, bab 27, hadiz3

([56])Oyuno Ajbari_alreda. P162

([57])Al-Mizan fi Tafsir al coran 1/260

([58])Sunan – Al darami 2/435

([59])Nahyul-Balagha sermón 110

([60])assahifa-assayadiya, lasuplica del momento de terminar el sagrado Coràn